martes, 27 de noviembre de 2012

ANAÁLISIS Y COMNETARIO DE UNA OBRA DE ARTE. EL PANTEÓN DE AGRIPA.


Análisis y comentario de una obra de arte. El Panteón de Agripa.

Los dibujos que a continuación se exponen corresponden a una obra arquitectónica que, en planta, muestra tres elementos:
  • Pórtico de acceso, sobre un crepidoma de cinco escalones formado por 16 columnas, 8  en el frente  y  en dos hileras interiores, queda así dividido en tres naves, la central más ancha y larga- tres intercolumnios, que las laterales – dos intercolumnios-
  • Propyilion, constituido por dos cuerpos alargados, con grandes nichos. Sirve de nexo entre el pórtico  y el cuerpo principal.
  • Rotonda, de planta circular  u gruesos muros, que se animan con retranqueamientos, semicirculares y rectangulares, nichos y columnas.
El alzado y dibujo perspectivísitico  muestran el cuerpo circular , cilindro de 43 , 20 m de diámetro, coronado por un cúpula de iguales medidas: el dibujo, además indica su articulación interna.
Por último, la reconstrucción exterior permite apreciar  el remate del pórtico , con frontón, el retranqueamiento del cuerpo cúbico, así como la apariencia externa  de la rotonda y cúpula.
ANÁLISIS
El material no es posible reconocerlo  por el dibujo, sin embargo, las características de la construcción nos permiten  aventurar que sea hormigón con cascotes- más pesados en le muro que en la cubierta- , y ladrillo ( utilizado en los arcos y revestimiento interior) La columnata, cornisas, pavimento y , en general, e interior, llevaría piedra noble ( mármoles).
Dentro de los elementos constructivos destacamos los siguientes:
El muro es muy grueso , aunque no macizo ni continuo, y en él están embebidos ocho grandes machones, poco apreciables a primera vista . Carece de vanos a excepción de las puertas.
Los soportes reales son los ocho pilares ya mencionados, de gran tamaño y en parte huecos, que corresponden a un complicado sistema de descarga no muy bien conocido. Están disimulados en el interior del muro, por lo que parece que son las delgadas columnas  adosadas a las hornacinas las que hacen la función sustentante, cuando en verdad son más decorativas que estructurales.
Aparecen también columnas y pilastras corintias en el pórtico.
Los arcos de medio punto tiene un papel fundamental en la cubrición , pero apenas son visibles.
Las cubiertas son e diversos tipos:
  • Armadura en el pórtico.
  • Bóveda de cañón en el pequeño tramo de la entrada.
  • Cúpula semiesférica en el cuerpo principal, que es la más interesante. Se apoya en un tambor cilíndrico , articulado con macizos y vanos alternados, arranca de una cornisa a la mitad de la latura total, y acaba e un óculo redondo de iluminación.
Tiene un gran diámetro (  43, 20 m)  y se adelgaza y aligera al elevarse 8 en parte por el material que se utiliza, en parte por los casetones decorativos).
Es una gran obra de ingeniería, construida según un profundo conocimiento de la técnica. Destaca en particular el complicado sistema que se emplea  para repartir su peso , basado en tres series de arcos de descarga, superpuestos y alternados, pero carece de costillas u otros arcos de refuerzo.
La complejidad de la construcción queda oculta, y aparenta un peso inferior al real, ya que el efecto visual conseguido es que se apoya en las esbeltas columnas  de las hornacinas.
Exteriormente parece una cúpula rebajada y se cubre con tejas.
Los elementos decorativos tiene gran interés en los interiores y se definen por el refinamiento y la variedad cromática. 
El muro está ornamentado con elementos arquitectónicos –columnas, entablamentos, frontones, ….- posiblemente realizados en materiales nobles, en especial mármoles de colores.
La cúpula se decora con casetones, que acentúan su forma esférica y su concavidad , pues en cada círculo son de menor tamaño  y resaltan el efecto de la perspectiva. En la parte superior se ha dejado liso el casquete y el óculo se enfatiza con un anillo.
Aunque no se aprecie en las ilustraciones  cabe suponer la existencia de decoración en el pavimento  con temas geomét5ricos.
El exterior es muy simple en la decoración, que se reduce a tres cornisas. Se aprecian los arcos de descarga que desvían  el peso de la cúpula a los pilares, pero seguramente estaría ocultos por un revestimiento de estuco.
Los valores plásticos están muy cuidados.
Las proporciones son colosales y firmes y generan estabilidad, en especial en la rotonda, que es un ejemplo de equilibrio y armonía.
Es notable la alternancia rítmica que se ha observado tanto en la articulación de la parte baja del muro , donde se suceden macizo-hueco  precedido de dos columnas,  como en el tambor, en el que apreciamos macizos cuadrados , coronados por re4ctánculos y vanos rectangulares con frontón triangular.
Existe simetría axial  gracias la pórtico que transforma  la planimetría típica  de una forma circular, a la vez que marca la frontalidad del edifioc .
Los volúmenes exteriores son masivos , se proyectó para ser insertado en un entrono urbano  que apenas `permitía su apreciación , por lo que están poco articulados.
El espacio interno es, posiblemente, el elemento más original , pues se trata de una edificio que se juzga desde el interior de la rotonda.
Es un espacio estático y grandioso , el dominio de la curva, tanto en plata como en lazado , crea un volumen esférico y direccionalidad radial , que se acentúa con la combinación de diversos elementos – nichos y hornacinas de las partes bajas del muro, casetones de la cúpula dispuestos en filas concéntricas…- siendo también importante el papel desempeñado  por el lucernario cenital , que hace rotar la luz a lo largo del día, dando además un carácter difuso y tranquilo.  El pórtico de la entrada origina  una dirección longitudinal  hacia el ábside del fondo  y elimina toda posible brusquedad en el tránsito  desde el exterior  hasta el cuerpo principal
COMENTARIO
La clasificación estilística de la obra la haremos basándonos , especialmente, en la sabiduría técnica, manifestada en el sofisticado equilibrio de pesos y  fuerzas de la enorme cúpula, el interés puesto en las frontalidad y axialidad del edificio   y en la definioc del espacio interno . Todos estos rasgos nos llevan al arte romano , ya maduro, del Alto imperio, s.II de nuestra era.
Su forma pura y simple, basada en la esfera  y el cilindro, y su complejidad constructiva tiene un carácter excepcional  y permiten identificarla en una forma concreta: el Panteón de Agripa.
Se trata de unas edificio religioso , un templo dedicado a diferentes divinidades cuyas estatuas estarían colocadas en los siete nichos  que se alternan en la parte inferior del muro ,. Y se ha dispuesto una forma circular para que ninguno  sobresalga  respecto a los demás. No se sabe con exactitud qué dioses recibieron culto allí , pero se ha aventurado que fueran  los antecesores divinos de la gens Julia ( ente ellos marte  y venus)
Como es habitual en al arquitectura romana se aúna la finalidad religiosa con la política. Su magnificencia es testimonio del poder y la gloria de Roma.
La historia de su construcción comienza en la época de Augusto , cunado su ministro y yerno Agripa mandó su realización, en pleno campo de Marte, como homenaje al emperador, pues hay una inscripción en el friso del pórtico que así lo indica, junto con una fecha de ejecución. Año 27 a.C.
En el incendio del año 80 sufrió grandes desperfectos , siendo restaurado en época de Domiciano  ( 81 al 96) Volvió a incendiarse en época de trajano  y se reconstruyó totalmente por le emperador Adriano , según planteamientos arquitectónicos diferentes a los anteriores. Las marcas de los ladrillos bipedales que se han utilizado permiten establecer  una fecha exacta : entre 115 y 127  de nuestra era. Datamos  en consecuencia la obra en el siglo II, a pesar de lo que indica la inscripción ya mencionada y al testimonio de Plinio , que también lo atribuyó a Agripa. En los inicios del siglo III sufrió pequeñas restauraciones  ( bajo Septimiio severo y Caracalla), que no aportan ningún cambie sustancial , pero que son también conmemoradas en una inscripción. Este edificio constituye un magnifico ejemplo  de cómo en la arquitectura romana los nuevos materiales- hormigón, ladrillo…- cuyo uso refleja el espíritu utilitario de esta civilización , perite crear nuevos  espacios , rompiendo con las limitaciones derivadas de la “tiranía del ángulo recto”.
 Los primeros templos romanos se basaron en los templos giregos y etruscos . El Panteón, sin embargo, nos da un modelo diferente. Sintetiza la arquitectura religiosa arquitrabada y solemne de los templos clásicos , que podemos ver en el pórtico, bastante convencional , con un espacio innovador, el de la rotonda, en el que aparecen plata centralizada y cubierta curva , y  además esta relacionado con materiales no pétreos . Se han aplicado principios ya experimentados en al arquitectura civil ( termas, palacios…) consiguiendo algo que podemos definir como la antítesis del templo griego.
Se le ha achacado falta de compenetración constructiva y formal  entre las dos partes de la edificación , pero esta tan solo es aparente : el cuerpo situado en tre el pórtico y la rotonda actúa como una transición y da lugar  a una interpretación de las formas, dentro de una concepción total – Gracias, además, a esta dualidad se han podido crear dos ejes, el longitudinal, del pórtico al ábside del fondo , y el vertical, del centro de la pavimento del a rotonda al óculo cenital, que aúnan en una misma obra dos  dimensiones. La terrenal y la celeste.
Es la única obra  de este tipo que ha llegado hasta nosotros intacta en lo esencial, lo que la convierte en el mejor ejemplo para apreciar  las aportaciones de la arquitectura romana en cuanto a la creación de nuevos volúmenes generados por la cúpula.
La cúpula tiene la armonías de la perfección geométrica: teóricamente el espacio ideal  es el que se encierra en una forma esférica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada